Qué son los Sea Monkeys y por qué tienen el mismo efecto que tus productos

Muchas veces, historias que parecen súper lejanas, están más cerca de casa de lo que uno imaginaría.

El caso de los Sea Monkeys es una de esas historias.

Los Sea Monkeys eran (y son, porque aún los venden) mascotas que nacían desde unos polvitos que echabas en agua.

Se publicitaron en casi todos los cómics gringos habidos y por haber, con imágenes como la de la portada.

Por solo un par de centavos, podrías (supuestamente) tener una familia de animales tan antropomórficos como los del anuncio.

Solo tenías que enviar el anuncio con tu dirección escrita más la plata, y te llegaban estos súper animales.

Nunca fue así ¡Los Sea Monkeys eran súper fomes! 

Eran unas criaturitas que se usaban de carnada. No hacían nada más que nadar y ser tremendamente horribles.

Te imaginarás la cantidad de niños que lloraron cuando les llegó esta abominación y no esos monitos bacanes de la foto.

El tema es que no había a quien reclamarle.

Todo estaba en la letra chica y devolver algo en esos años a una empresa que ni siquiera tenía tiendas como tal, era un sueño.

Bueno, esa misma frustración, la viven los clientes de los ecommerce’s.

Esa blusa que se veía fenomenal con la modelo súper cool que tenían en el sitio, terminaba siendo bien plana y fome.

Ese teléfono que se veía tan espectacular en el anuncio de la tele y que no era tan bueno.

Esos clientes se sienten igual que los niños con los Sea Monkeys.

Casi estafados, pero no lo suficiente para reclamar. Por eso, lo que buscan es sentir que les importas y no que solo quieres venderles tonteras.

Quieren que devolver aquello que no era lo que pensaban, sea lo más fácil y lo menos latero posible.

Y les importa tanto, que si haces mal las cosas, te castigan dejandote de comprar.

Y te premian también cuando haces las cosas bien: comprándote de nuevo.

Hacer más dinero, dejar feliz a tu cliente y cuidar nuestro planeta es fácil cuando tienes un sistema que se hace cargo.

En 2bak diseñamos ese sistema. El cacho de las devoluciones ahora es nuestra tarea y te ayudamos a ser el protagonista del cambio.

Si quieres ver cómo funciona o simplemente hablar, apreta aquí.